Tuesday, July 26, 2005

El culpable.

Le conocí por un portal de contactos en febrero de este año o algo así, durante 4 meses platicamos de cualquier cosa por messenger, cosas muy triviales, cosas que uno platica en msn, ustedes sabrán. Un día recibo una llamada, soy José - me dijo - del messenger. Mi primera reacción fue pensar que era una loka, su voz era un tanto amanerada, quedamos de vernos en un centro comercial cerca de mi casa. Una hora despuès ahí estaba yo, esperando conocer a alguien, no soy dado a hacer ese tipo de cosas, pero sabía que había algo especial en el, aunque no supiera que. Contrario a lo que esperaba vi un wey normal, dimos un recorrido por el centro comercial discutiendo a donde iriamos, cada vez que pasaba un chavo guapo el volteaba, yo solo reia, a pesar de ke esa actitud me molesta en la gente a el se la perdonaba, me causaba gracia.

Estuvimos tomando un café, más bien 3 tazas, en cuestión de media hora, ya que el tenía que partir a las 3 en punto. Tal como lo habia imaginado había algo especial en el, no es guapo, pero llama la atención; tiene 21 años, pero aparenta menos; no se le nota lo gay, solo cuando se emociona. La platica giró en torno a cosas muy generales, a pesar de que ya habiamos platicado por messenger es bueno rectificar la información, y comenzar a derribar mentiras de las que uno dice de vez en cuando. Sonó su celular, se tenía que ir, yo me ofrecí a pagar la cuenta - maldita costumbre, pero es algo que me nacio - y así salimos del citado lugar. Me hizo acompañarlo a la salida, un coche lo esperaba, con lo que parecía un chofer, pero al cual no conocia, se me hizo muy rara esa situación, hasta la fecha desconozco los detalles.

Salí del centro comercial y me dirigi a un autolavado, estaba esperando mi coche cuando recibí un mensaje: "espero que nos veamos pronto, me gustaste jeje". Una sonrisa se dibujo en mi cara, una vez más se comprobaba mi teoria, tengo más suerte con los hombres que con las mujeres.